Bandolera de piel para guitarra clásica o acústica. 
Cada correa consiste en un lazo abierto para pasar sobre un hombro y por debajo del brazo opuesto (generalmente el brazo derecho para un guitarrista diestro). Al final de cada parte hay un un gancho para enganchar a la boca de la guitarra, permitiendo que la guitarra descanse en estos. Cuando utilice esta correa de guitarra clásica, puede soltar las manos y el instrumento queda pegado al cuerpo del músico.
 
 
 
 
*Nos reservamos el derecho de introducir cambios sin previo aviso.

Estás conectado a la versión de la web de Alhambra de :