Construyendo guitarras artesanalmente en España desde 1965

José Margarit

José Margarit. Luthiers de Alhambra Guitarras

En 1970 José Margarit empezó a trabajar en Alhambra. Desempeñaba su trabajo en el acabado de la guitarra y fue en 1995 cuando se unió al taller de José María Vilaplana, para ayudar a Javier Mengual durante la enfermedad de Vilaplana. Fue seleccionado entre más de 90 trabajadores por su exquisito trabajo artesanal en inmediatamente se adaptó a su nuevo puesto en el taller de artesanía.

En mayo de2004, Javier Mengual y José Margarit empezaron a firmar sus propios modelos Alhambra Luthier como "Mengual & Margarit".

En la actualidad, ellos han tomado las riendas de este nuevo proyecto de construcción de la nueva generación de guitarras profesionales de Alhambra junto con José María Vilaplana y con la colaboración de José Miguel Moreno.

Margarit es el encargado de transmitir a la nueva generación de Luthiers de Alhambra todo su conocimiento y experiencia.

El resultado de este reto, es la guitarra Serie C que lleva su nombre.

José María Vilaplana

José María Vilaplana. Luthiers de Alhambra Guitarras

Hijo de José María Vilaplana Vilaplana, igualmente constructor de guitarras y uno de los fundadores de Manufacturas Alhambra, posee una dilatada experiencia en la construcción de guitarras, ya que se inició en esta apasionante profesión de Luthier a la temprana edad de los 16 años.

Después de acumular experiencia en distintas tareas dentro de la compañía, a los 28 años y coincidiendo con la mudanza a las nuevas instalaciones, se habilita un taller para que realice una doble misión: por un lado la construcción de sus propias guitarras que se comercializan con el nombre de José María Vilaplana y por otro el desarrollo de nuevos modelos, pruebas, prototipos y encargos especiales, como por ejemplo las guitarras de 8 y 10 cuerdas.

Dentro del abanico de experimentos, algunos de cuyos ejemplares forman parte del museo de Guitarras Alhambra, cabe mencionar las guitarras de boca baja, de doble boca, las de doble tapa y las de doble aro. Igualmente de multitud de diseños de barras armónicas con distintos tamaños y disposiciones.

Sus primeros instrumentos siempre se construyeron con el tiro de 656 mm si bien era habitual recibir encargos para construir guitarras con 660 mm. Con el tiempo, aunque todavía se admiten encargos para 660 mm, la medida se ha estandarizado y ha quedado como 650 mm.

Conocedor de la importancia e influencia del acabado en el sonido, siempre ha tratado de una forma especialmente cuidadosa el acabado de sus primeras guitarras, utlizando un acabado mixto mediante el cual las primeras fases se realizaban con un pincel, a mano, al objeto de tapar los poros de la madera y lograr una superficie uniforme sobre la cual aplicar, en una segunda fase un acabado aplicado mediante una pistola de barnizado. Así se barnizan todas las partes de su guitarra a excepción de la tapa en la que sigue aplicando la Goma Laca tradicional.

El gusto por las cosas bien hechas y unos acabados exquisitos capaces de complacer al más exigente de los profesionales está ahora a disposición en este modelo.

Su conocimiento ha sido transmitido a la actual generación de Luthiers.

Javier Mengual

Javier Mengual. Luthiers de Alhambra Guitarras

Javier Mengual empezó a trabajar en Alhambra en agosto de 1972 a la edad de 16 años.

Se adaptó muy rápidamente y pronto su curiosidad por conocer todos los diferentes procesos de construcción hizo que alcanzara una gran especialización en las diferentes secciones de la compañía: serrería, barnizado, lijado y pulido.

En 1988 José María Vilaplana buscaba una persona para ayudarle en su taller. Fue a partir de entonces cuando Javier Mengual empezó a conocer todo el proceso de construcción de las guitarras de Luthier de la mano de José María Vilaplana.

Ya han pasado 25 años y su experiencia y conocimiento han ido evolucionando, alimentándose de centenares de guitarristas.