La guitarra española y el laúd, dos instrumentos de cuerda

  • Existen distintos instrumentos musicales de cuerda. La guitarra española es uno de los instrumentos más conocidos. Otro instrumento que también tiene una historia notable, además de la guitarra clásica, es el laúd, cuyo origen se sitúa en la Edad Media. Tuvo un gran protagonismo musical entre los siglos XIV y XVIII. Fue uno de los instrumentos musicales preferidos de los trovadores y juglares. 

    Una de sus peculiaridades es que las cuerdas están situadas de forma paralela a la caja. El laúd fue introducido en España, en el siglo VIII, por las invasiones árabes.

     

    Desde el punto de vista histórico, conviene puntualizar que el gran maestro de la música Johann Sebastian Bach compuso varias piezas musicales para ser interpretadas con el laúd. También se conservan obras escritas para laúd, en tablatura, en los siglos XVI y XVII.

     

    Aunque el laúd tuvo un gran protagonismo musical durante el Renacimiento, por el contrario, perdió fuerza tras el Barroco. Fue en el siglo XX cuando el laúd vuelve a cobrar su fuerza original. Existen personas que saben tocar la guitarra y deciden aprender a tocar el laúd, por los paralelismos que hay entre ambos instrumentos.

     

    El laúd es un instrumento que, por su poca potencia sonora, suele tener la función de acompañar, así como la música para guitarra. El laúd fue, incluso, objeto de reflexión filosófica, por parte de aquellos pensadores que observaron un paralelismo entre las cuatro cuerdas de este instrumento y los elementos principales de la naturaleza: el agua, la tierra, el aire y el fuego.

     

     

    El músico Abu al-Hassan, conocido como Ziryab, realizó una modificación importante en el laúd, al añadir una quinta cuerda en este instrumento. Tanto la guitarra como el laúd son instrumentos que requieren de una precisa afinación para dar armonía sonora a las cuerdas, antes de interpretar una pieza musical. 

     

    Imagen