Tocar la guitarra eléctrica: historia y curiosidades

  • Tocar la guitarra no solo requiere de talento y actitud sino también del conocimiento de la historia de este instrumento de cuerda. En este caso, a continuación se detallan algunas de las curiosidades de la guitarra eléctrica. 

    En primer lugar, cabe destacar que, a diferencia de la guitarra clásica o española, cuyas cuerdas son de nylon, la guitarra eléctrica tiene las cuerdas metálicas.

    Aunque es un invento reciente, pues data del año 1931, ha marcado la historia de la música para guitarra y la música en general. Sobre todo, la del rock and roll, el cual simboliza la rebeldía de una actitud y cuya trayectoria no se entendería sin la guitarra eléctrica.

    Pero esta no solo ha nutrido al rock and roll. También marcó un punto de inflexión en la historia del funk. Además, su uso nunca ha supuesto el rechazo hacia otros tipos de guitarra: clasicismo y modernidad se dan la mano a través de la guitarra eléctrica,  ya que este instrumento también es tocado por muchos guitarristas y compositores amantes de la guitarra española.

    Desde una perspectiva histórica, conviene puntualizar que la primera guitarra eléctrica que fue comercializada por Gibson es el modelo ES-150, en el año 1936. Además, una guitarra eléctrica puede ser una obra de arte: la guitarra Stratocaster fue subastada y alcanzó la cifra de 2,6 millones de dólares.

    En un principio, la guitarra eléctrica surgió por una necesidad de los músicos de jazz, con el objetivo de intensificar la calidad del sonido. De hecho, este instrumento fue creado por el músico de jazz Les Paul.

    Por último, la creación del amplificador en el año 1935 también fue clave en la acústica de la guitarra, al incorporar un sistema eléctrico. Gracias a esta acústica, los músicos de jazz también pudieron tener un protagonismo mayor en las orquestas, debido a la mejora del sonido de los instrumentos.

    Imagen