La guitarra española en el extranjero: ¿dónde triunfa?

  • La guitarra española es uno de los símbolos más internacionales de nuestro país, gracias, sobre todo, a los grandes cantaores flamencos y algunas obras que cualquier foráneo identifica inmediatamente con España, como El Concierto de Aranjuez. Además, la versatilidad de este instrumento, sumada a la facilidad de iniciarse en la música para guitarra, hacen que las seis cuerdas sean muy populares en todo el mundo. 

    Los principales importadores de guitarra clásica son, según los datos más recientes, Estados Unidos, Alemania y Japón, además de Canadá, Reino Unido, Francia y Holanda, lo que ya nos da alguna idea del interés que tiene este instrumento en dichos países.

    El caso de Estados Unidos, prácticamente, se explica solo, ya que la guitarra siempre ha estado muy arraigada en la cultura popular norteamericana, tanto en leyendas del country como Johnny Cash o Merle Haggard; como en la vieja canción protesta, que tuvo grandes exponentes en Woody Guthrie o Pete Seeger.

    Hablar de guitarra en Japón quizá resulte más extraño, puesto que se trata de un instrumento sin arraigo en la música tradicional japonesa, pero ha de tenerse en cuenta que el país nipón ha sabido incorporar la cultura occidental sin perder su propia identidad y, a día de hoy, no hay más que darse una vuelta por YouTube para descubrir interesantes guitarristas japoneses, ya sean amateurs o profesionales.

    Finalmente, el caso de Alemania es similar al de otros países del entorno europeo, donde la guitarra es un instrumento popular pero también tiene un estatus cultural importante.

    Podría citarse, por ejemplo, el Bonner Meisterkonzerte Klassische Gitarre, que se celebra todos los años en la ciudad de Bonn, agrupando cada domingo a guitarristas de talla internacional.

    Por tanto, tocar la guitarra es una actividad que goza de muy buena salud y todo  apunta a que seguirá siendo así.

    Imagen