Primeros pasos para entrar en el mundo de la guitarra española.

  • La música es un ámbito que engloba muchos elementos. Sin embargo, cuando se piensa en ella en general, lo primero que viene a la cabeza es una guitarra, uno de los instrumentos más extendidos entre los melómanos. Y no es para menos. Tocar la guitarra es un arte en sí mismo; véase como ejemplo el hermoso sonido que Paco de Lucía conseguía con la guitarra clásica. Por todo esto, aquí se ofrecen varios consejos para iniciarse en este maravilloso mundo. 

    Para empezar, cabe decir que tocar los acordes principales no es difícil. Es más, las canciones de un sinfín de artistas (de los que se mencionarán algunos) se pueden tocar con ellos. Entre los acordes principales, destacan Re (D según el sistema musical anglosajón), Mi (E) y Sol (G); La menor (Lam) y Mi menor (Mim) también son muy utilizados. Ninguno de ellos requiere cejilla y se realizan entre los tres primeros trastes del mástil, y esto los hace muy asequibles y recomendables para adquirir habilidad y rapidez.

    Además, se combinan muy bien entre sí. Música mítica para guitarra incluye, por ejemplo, el legendario ‘Knocking on Heaven’s Door’ de Bob Dylan, que se puede tocar perfectamente combinando Sol, Re y La menor en este orden, cambiando Do por La menor en la siguiente estrofa. También canciones como ‘Satisfaction’ de Rolling Stones o el potente ‘Animal Instinct’ de The Cranberries utilizan algunos de estos acordes; son muy fáciles de tocar y hacen que el guitarrista sienta una emoción indescriptible al hacerlos sonar. Es importante también mencionar que estas canciones suenan perfectamente en cualquier tipo de guitarra, tanto española como acústica o incluso eléctrica.

    La guitarra española es un instrumento muy agradecido que, con un poco de esfuerzo, convierte la experiencia de tocarla en algo muy gratificante. Un sentimiento que todos los amantes de este arte deberían experimentar, al menos, durante una canción en su vida.

     

    Fuente imagen