Las uñas del guitarrista

  • Las uñas del guitarrista Guitarras Alhambra

    Además de un corte y pulido adecuado, para el guitarrista, el mantenimiento de las uñas en el día a día puede ser una complicación.

    Posiblemente para un guitarrista clásico o flamenco, las uñas es uno de los temas más complicados en el día a día. Además de la parte genética que condiciona la forma, grosor y dureza de las mismas, son muy importantes nuestros comportamientos diarios y como consecuencia, las medidas a adoptar para prevenir o solucionar problemas.

    Es muy importante la dureza, el hecho de tenerlas flexibles es interesante porque disminuye el riesgo de rotura, pero tienen que ser lo suficientemente duras como para que el sonido sea de calidad. Podemos poner un ejemplo realizando un símil con las púas. Si cogemos una púa blanda y otra dura y las hacemos sonar, la misma comparación nos sirve para las uñas.

    Algunos trucos para endurecerlas, sería utilizar un endurecedor adecuado, normalmente con base de formol, acompañado con otros componentes para controlar la irritación, infecciones o incluso mejorar la circulación sanguínea. Solución que por otra parte, puede llegar a resecar las uñas.

    Otra opción es recubrir las uñas con seda, gel o porcelana, una opción muy personal y que puede llegar a provocar ruidos molestos al golpear sobre la cuerda.

    Si esta medida es de carácter provisional, motivada por ejemplo por una rotura, hay que tener cuidado al retirar el material colocado, debido a que la uña queda más débil, por lo que tenemos que ir retirando el añadido de manera progresiva mientras va creciendo la uña.

    En lo que respecta a la forma, por la posición de la mano al tocar, la uña del índice suele ser la más corta, aumentando de manera progresiva en el medio y el anular.

    Normalmente, por la curvatura de la mano en la posición al tocar la guitarra, la parte interna de las uñas, el lado de la parte del pulgar, tiene que ser más corta, lo que produce también que la parte más corta sea más dura que la parte larga, que por otra parte, ofrece estabilidad estructural a la uña.

    Hábitos diarios como abundante contacto con el agua o el uso de la sauna, pueden debilitar las uñas, razón por la cual, en muchas ocasiones se tienen que tomar medidas.

    Pero la situación más incómoda en un guitarrista con este tema, es cuando se rompe una uña, sobre todo antes de un concierto.

    Hay muchos trucos que los guitarristas han utilizado para sustituir una uña rota. Posiblemente el más utilizado ha sido el uso de una pelota de pin pon, en la que se corta un pedazo con la forma adecuada y se pega al resto de la uña mediante un pegamento de contacto.

    En la actualidad existen recursos profesionales para guitarristas, con los que poder solucionar de manera urgente la rotura de una uña. Al respecto, podemos destacar el Nailkit de Royal Classic, un set de accesorios para reponer el elemento fracturado.

    De todas formas, no debemos olvidar que lo más importante es la prevención, y en este sentido es muy importante tener unos buenos hábitos, una alimentación saludable y un buen cuidado de las uñas, que junto a las yemas, constituyen el contacto directo con las cuerdas y por lo tanto uno de los elementos más importantes para transmitir el mejor sonido.