Guitarra clásica en la música española

  • Falla Segovia Blog Guitarras Alhambra

    Torroba, Rodrigo, Falla y Turina entre otros, fueron compositores de música española para guitarra clásica en el siglo XX.

    Se identifica al siglo XX como el siglo de oro de la guitarra clásica. Y son muchas las circunstancias que confirman esta clasificación, entre ellas la importante obra generada durante este siglo, sobre todo música española en torno al nacionalismo musical, donde se utilizaban en las composiciones, infinidad de melodías, armonías y ritmos, que el público español reconocía con facilidad.

    La guitarra clásica ha atraído a infinidad de compositores de música española, su capacidad para ser una pequeña orquesta, pero con personalidad propia, posibilidades técnicas y múltiples matices en su sonido, ha sido un reclamo para los compositores.

    Se dice que Torres con la evolución del instrumento y Tárrega con la música, fueron decisivos para darle reconocimiento y dejar de identificarla únicamente con música folclórica. Pero en el siglo XX hay que reconocer a Andrés Segovia su gran labor, para que los compositores de la época dedicaran su creatividad al instrumento de seis órdenes, aportación la de éstos, que consiguió definitivamente consagrar la guitarra clásica internacionalmente como instrumento de concierto.

    A compositores españoles como Federico Moreno Torroba, Joaquín Rodrigo, Manuel de Falla o Joaquín Turina, habría que añadir otros como el italiano Mario Castelnuovo-Tedesco o el mejicano Manuel Ponce. Siendo “Concierto en Re” y “Concierto del Sur” respectivamente, dos importantes obras compuestas para ser acompañada por la orquesta.

    Moreno Torroba era conocido por sus composiciones para zarzuelas y óperas, pero además compuso una extensa obra para guitarra clásica. Turina fue un compositor muy prolífico que creó música española de diversos géneros, y aunque pocas, sus composiciones para guitarra sola son muy importantes en el mundo guitarrístico.

    Más conocidos por el público en general son Falla y Rodrigo. El “Sombrero de tres picos” o “El Amor Brujo” son algunas de las muchas composiciones por las que se reconoce a Falla, en el caso de la guitarra clásica, su única obra para este instrumento fue Homenaje pour le Tombeau de Claude Debussy” , aunque la esencia del instrumento de seis órdenes estaba presente en gran cantidad de su obra musical.

    El caso del Maestro Rodrigo, posiblemente es el más llamativo a nivel mundial. El Concierto de Aranjuez es conocido en todo el mundo y no se pueden contar la cantidad de adaptaciones que ha sufrido esta obra. Una obra que, por otra parte, no debe hacernos olvidar la importante aportación musical de Rodrigo mediante obras como “Fantasía para un gentil hombre”, “Invocación y Danza”, las “Tres piezas españolas”, además de sus múltiples composiciones para orquesta o instrumentales.

    Al respecto de la música española e interpretada por este instrumento, también hay que mencionar la importancia de las transcripciones realizadas para este instrumento, además de las adaptaciones de Bach, Weis, Paganini y muchos otros, quizá sería interesante resaltar las realizadas a partir de la obra de Isaac Albéniz o Enrique Granados, de este último en concreto, las Danzas Españolas, las cuales parecen haber sido compuestas para guitarra clásica. Unas bellezas musicales que se interpretan en todo el mundo.

    * Fuente foto utilizada