¿Se encuentran tus hijos cómodos al tocar la guitarra?

  • niñas tocando guitarra Alhambra

    El inicio en el aprendizaje de la guirtarra es esencial.

    Las características son muy importantes, pueden condicionar la continuidad con el instrumento o el aburrimiento. 

    Es muy común decidir comprar un instrumento de bajo precio para empezar a tocar la guitarra, en muchas ocasiones, el planteamiento es comprar lo barato por si acaso nos cansamos.

    Pero esta decisión ¿condiciona nuestra evolución con el instrumento?

    Las empresas tradicionales llevan muchos años mejorando y evolucionando las guitarras para optimizar sus cualidades, y entre ellas la comodidad y el sonido son muy importantes. 

    ¿Nos planteamos empezar a conducir con un coche que no supere los 30 Km/h y sin dirección asistida, ni aire acondicionado? Por supuesto que es posible, pero seguramente lo aburriríamos, no quedaríamos satisfechos.

    Aunque esto sea una exageración, algo parecido puede ocurrir con la guitarra. Imaginemos comprar a un niño una guitarra con la que tenga que hacer mucho esfuerzo para poder tocar y además, no suene. El hecho de no obtener un resultado, puede provocar que se aburran. Al no haber evolución, no obtenemos la satisfacción necesaria.

    Uno de los elementos más importantes para obtener calidad y volumen en la guitarra, además del tipo de construcción, es la calidad de la tapa, lo que constituye la membrana acústica de la guitarra.

    En guitarras Alhambra se construyen todas las guitarras con tapa de madera maciza, una tapa de calidad es imprescindible para conseguir unas cualidades básicas. Algo que unido a las características del mástil o a la acción de las cuerdas, conforman una guitarra adaptada a cada una de las necesidades, desde una etapa inicial, a un nivel avanzado.

    La acción en la guitarra, es la distancia que hay entre las cuerdas y el mástil. Con una acción baja se consigue mayor comodidad, por lo que las guitarras de iniciación tienen una acción más baja. En las guitarras clásicas, la acción aumenta cuando aumenta el nivel para el que se destina la guitarra.

    Algo que no ocurre con las guitarras flamencas, que debido a la diferencia en el ángulo del mástil, la acción es más baja que en las guitarras clásicas. Con lo que se consigue parte del sonido característico de este arte.

    Por otra parte, un elemento que condiciona de manera directa la comodidad es el grosor del mástil. En guitarras Alhambra hemos desarrollado un mástil ergonómico, que al ser más delgado, posibilita ejercer la presión sin tener que hacer tanta fuerza, lo que mejora sustancialmente la comodidad del intérprete.

    Sumado a estas cualidades, además de la comodidad, el volumen o la calidad del sonido, cuando hacemos la inversión en un instrumento también queremos que dure y soporte la actividad interpretativa. En este sentido son muy importantes las características constructivas, algo de lo que hablaremos próximamente, y donde la tradición española es fundamental.